Hongos Genitales

10 / 05 / 2019
hongos genitales

También llevamos puñados de virus encima. Nuestro DNA está relleno y la mayoría aún no sabemos ni siquiera que hacen. Quizás son restos evolutivas de antiguas infecciones. DNA fósil que forma ya parte de nuestro genoma.

Y también hay hongos. Estos son más molestos y solemos pensar menos, pero aunque nos suenan a infección, la mayoría de personas tienen sobre células de hongos. Y las más [HongosGenitales] conocidas son las de la especie Candida albicans .

En principio están por las mucosas más o menos húmedas, como boca, axilas, vagina, y también uñas y otras zonas de la piel. No causan problemas porque nuestro sistema inmunitario las tiene controladas, pero a veces escapan al control y tenemos una micosis, una infección por cándidas.

Es decir. Cuando aparece una infección por hongos, no siempre es porque en algún momento el hongo nos ha infectado. Habitualmente ya está, y la infección comienza cuando nuestro sistema inmunitario baja la guardia y las hifas del hongo pueden empezar a multiplicarse. Personas inmunodeprimidas, o con alguna enfermedad están más expuestas a las micosis.

que es la candidiasis

En el caso de las infecciones vaginales por Candida, que son unas de las más típicas, uno de los motivos es un exceso de higiene con jabones bactericidas. La flora bacteriana normal mantiene unas condiciones ligeramente ácidas que dificultan el crecimiento del hongo. Si el jabón mata las bacterias, queda el camino libre para los hongos.

Pero también se había visto que las infecciones vaginales por cándidas no se repartían de cualquier manera. Aparecían con más frecuencia durante los días centrales del ciclo menstrual. Esto podría estar relacionado con un estudio reciente que indica cómo modificándose la flora vaginal durante el ciclo. La cantidad y tipo de bacterias va cambiando en función de muchos parámetros. Del momento del ciclo o de la actividad sexual, pero también del tipo de flora, ya que no es igual para todas las mujeres.

Pero no cambia sólo la flora bacteriana sino que también lo hace el nivel de alerta del sistema inmunitario. Se ha visto que durante la ovulación hay alguna población de células del sistema inmunitario (llamadas células dendríticas) que se desactivan notablemente. Aparentemente, el sistema inmunitario baja la guardia para permitir el paso a los espermatozoides. La idea de la ovulación es conseguir un embarazo, y si la respuesta inmune se cargara los espermatozoides, que no dejan de ser unas células invasoras, no habría manera de fecundar el óvulo.

Pero esta desactivación también facilita las cosas a las cándidas que están esperando su momento. Durante la ovulación, con el sistema inmunitario despistado, los hongos pueden aprovechar la oportunidad para colonizar la vagina sin demasiadas dificultades.

Al final resulta que hay un sistema inmunitario activo, pero sin pasarse. Necesitamos una cierta cantidad de bacterias, pero no demasiado. Hay que mantener una buena higiene, pero no exagerar … Realmente la vida es un constante ir buscando el equilibrio.